Luces y Nubarrones

Tres de los grandes resultados colombianos en cultura durante el 2016 se obtuvieron en lectura. El promedio de la prueba Saber 11 subió en lectura crítica, especialmente movido por los estudiantes de los colegios oficiales. Eso significa que los jóvenes que están terminando su bachillerato son capaces de hacer una lectura analítica, reflexiva y activa. Una magnífica noticia.

En las más recientes mediciones de las Pruebas Pisa, nuevamente la lectura obtuvo el mejor puntaje comparado con el del 2014 y va subiendo en el escalafón de los países. Y finalmente, en la Encuesta de Consumo Cultural que acaba de publicar el Dane (2016), el número de libros leídos por persona subió levemente, lo que en el lenguaje de Pambelé significaría un logro: es mejor subir que bajar. Porque como se verá más adelante, toda subida se agradece, porque la tendencia nacional ha sido descender en picada, sobre todo por el tobogán que mostraron los mismos estudios especializados del Dane, entre el 2000 y el 2005. En ese periodo la lectura de libros se desplomó un 30 por ciento, la de periódicos y revistas subió un punto y la única lectura que creció fue la lectura en internet.

Sin embargo, la encuesta publicada en diciembre del 2016 confirma que el 75,7 % de las personas de 12 o más años leyeron por gusto; el 33,7 %, por exigencia de estudio y el 33,5 %, por desarrollo personal. Lo que supone que el placer está siendo el motor de la lectura y por mucho supera a la lectura por deber.

La otra cara de la lectura es la disminución entre el 2014 y el 2016 del acceso de los colombianos a las bibliotecas. A pesar de los loables esfuerzos que se está haciendo en la creación de bibliotecas, formación de bibliotecarios y mejoramiento de su dotación, solo un 19,6 % de los colombianos de 12 y más años fueron a una biblioteca.Un porcentaje 1,7 menor que el que se encontró hace dos años en la misma encuesta. 40,4 % de los jóvenes van a bibliotecas estimulados sobre todo por la necesidad de hacer tareas. El 20,4 % asiste a bibliotecas varias veces en la semana y el 24,8 %, una vez a la semana. El desinterés y la falta de tiempo son los dos principales motivos de no asistencia a bibliotecas en Colombia.

 

Via: El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *